Thursday, November 6, 2008

Y llegaron los Incas. Unidad en la diversidad

20060119174901-incas.jpg

Madrid muestra incas como pueblo aglutinador culturas andinas

Una colección inédita de doscientas piezas de cerámica, así como textiles y joyas, muestra a partir de hoy en el Museo de América de Madrid a los incas como pueblo aglutinador de los logros de sus antepasados y protagonista de la cultura más desarrollada de Sudamérica.

Bajo el título ‘Y llegaron los incas. Unidad en la diversidad’, la exposición pretende dar a conocer diversas obras con el fin de articular la historia del Perú prehispánico partiendo de la unidad, diversidad y continuidad de la cultura andina.

Así lo explicaron las comisarias de la muestra, María Jesús Jiménez y Ana Verde, quienes precisaron que ‘la colección está dividida en períodos históricos desde la considerada cultura madre, la Chavin, hasta la llegada de los incas’.

Todo ello sin olvidar otras culturas menos conocidas, aunque no por ello menos importantes, como la Cupisnique, Tihauanaco o Huari, junto a las descubiertas más recientemente como la Chiribaya y la Sihuas (asentada en la actual Arequipa).

Además de piezas de cerámica se dan a conocer al público textiles, arte plumario, armas, orfebrería de oro y plata e instrumentos de metal y madera como hachas, que permiten observar la evolución de estas culturas, tanto en la costa como en la sierra de Perú.

Las comisarias destacaron ‘las costumbres similares que tuvieron estos pueblos en cuanto a la agricultura, la guerra y las prácticas religiosas, distinguiéndose por otras opciones culturales propias’ y surgiendo así ‘la unidad en la diversidad’.

Así, en la iconografía representada en las cerámicas de las culturas Chavin y Cupisnique se muestran símbolos religiosos como el jaguar, la serpiente, el cóndor o el halcón, muchos de los cuales se mantienen hasta la llegada de los incas.

Como ejemplo de ello destacan una vasija de piedra de la época Chavín, que se desarrolló entre el 1200 al 200 antes de Cristo, que refleja los mitos y ritos de esta cultura, así como una máscara de la época Cupisnique.

Posteriormente, la culturas Moche, Nazca, Shihuas, Recuay y Tihauanaco introducen nuevos elementos religiosos y culto que quedan reflejados en la muestra, que aporta valiosos objetos de adorno personal, cerámicas y textiles.

La mayoría de los objetos son fondos pertenecientes al Museo de América de Madrid, aunque un pequeño porcentaje ha sido aportado por el Museo Etnológico de Berlín, el de Prehistoria de Valencia y el de Antropología de Madrid.

La exposición se completa con una serie de talleres en los que durante los fines de semana se podrá trabajar la cerámicas y decoraciones de tejidos de las culturas de Perú representadas en la colección.

Fuente: Terra Actualidad – EFE, 18 de enero de 2006
Enlace: http://actualidad.terra.es/cultura/articulo/
madrid_muestra_incas_pueblo_aglutinador_689469.htm

——————————–

(2) Los rituales del jaguar y el cóndor

El Museo de América invita a un histórico viaje por el Perú prehispánico a través de piezas nunca antes exhibidas. En el recorrido conoceremos un amplio mosaico de culturas como la Chavín, Cupisnique, Tiahuanaco, Huari, Chiribaya, Sihuas…

Qué: Exposición «Y llegaron los Incas». Dónde: Museo de América (avenida de los Reyes Católicos, 6). Cuándo: Hasta el próximo mes de agosto. Actividades complementarias: talleres gratuitos sábados y domingos, de 11.00 a 14.00. Sin reserva previa.

MADRID. Cerámicas, textiles, arte plumario, armas, orfebrería, instrumentos… Es la oferta que para los próximos meses nos acerca el Museo de América en una exposición que desvelará al visitante el pasado cultural del Perú antes de la llegada de los conquistadores españoles. Comienza el viaje.

«Y llegaron los Incas. Unidad en la diversidad» es el título de una exposición que pretende articular la historia del Perú prehispánico partiendo de la unidad, diversidad y continuidad de la cultura andina. Desde la Chavín hasta la llegada de los incas, esta muestra acercará al visitante un amplio mosaico de culturas de costa a sierra.

Comisariada por Ana Verde Casanova y María Jesús Jiménez Díaz, se ha articulado en cinco áreas que se corresponden con los periodos establecidos por los arqueólogos: Horizonte Temprano (1200-200 a.C), Periodo Intermedio-Temprano (0-650 d.C), Horizonte Medio (650-1000 d.C.), Periodo Intermedio-Tardío (1000-1450 d.C.) y Horizonte Tardío (1450-1534 d.C.).

La cultura madre

El primer horizonte está unido a las culturas Chavín -considerada la madre- y Cupisnique. Son sociedades altamente jerarquizadas en las que se realizan numerosos rituales. Por esta razón se han elegido piezas singulares como un cuenco de piedra y cinabrio, una máscara de piedra, morteros para machacar coca, vasos para libaciones, vasijas, botellas silbadoras, vasos antropomorfos, brazaletes… En ellas se aprecia su visión dual del mundo y sus principios religiosos -jaguar, serpiente, cóndor y halcón- que se mantendrán hasta la llegada de los incas.

El periodo Intermedio-Temprano (0-650 d.C), también considerado de florecimiento regional, incluye las culturas de Nazca, Moche, Sihuas, Recuay y Tiahuanaco. La exposición repasa cómo introdujeron nuevos elementos rituales, además de técnicas e iconografías más sofisticadas: una fascinante trompeta de caracol, espectaculares tapices, vasijas pictóricas, globulares, escultóricas y zoomorfas, cuchillos ceremoniales, orejeras, orfebrería en oro y plata, camisas masculinas…

En el periodo del Horizonte Medio (650-1000 d.C.) se produce un primer proceso de unificación cultural con el surgimiento de Huari en la región de Ayacucho. De esta gran época son cerámicas de gran belleza en forma de vasos cefalomorfos, cuencos, botellas, urnas, cántaros y vasijas silbadoras. Además de tejidos de plumas, textiles…

El Periodo Intermedio-Tardío (1000-1450 d.C.) lega culturas como Chiribaya (recientemente descubierta) Lambayeque, Sicán, Chimú, Chancay e Ica-Chincha. Un periodo que acaba con el inicio de la expansión inca y el Horizonte Tardío (1450-1534 d.C.). Este gran imperio, que alcanzaba los 5.500 kilómetros de longitud, supo sintetizar los logros y costumbres de sus antepasados para modelar la cultura más desarrollada de Sudamérica.

En el almacén sin catalogar

Y si la exposición habla de costumbres, arte, prácticas religiosas y cultura, las propias piezas también tienen en sí su propia historia. No en vano, la mayoría (95 por ciento) permanecían sin catalogar en los almacenes del Museo casi desde su propia creación. El resto han sido cedidas para esta muestra por el Museo Etnológico de Berlín, el Museo de Prehistoria de Valencia y el Museo Nacional de Antropología.

Fuente: MABEL AMADO / ABC.es, 19 de enero de 2006
Enlace: http://www.abc.es/abc/pg060119/prensa/noticias/
Madrid/Madrid/200601/19/NAC-MAD-224.asp

——————————

Y llegaron los Incas. Unidad en la diversidad.

Del 19 de enero al 28 de agosto de 2006

Esta exposición pretende sacar a la luz numerosas piezas que se encuentran en los almacenes del Museo, y que en su mayoría, nunca han sido exhibidas y cuya adquisición forma parte de su historia, junto a otras piezas pertenecientes al Museo Etnológico de Berlín, el Museo de Prehistoria de Valencia y el Museo Nacional de Antropología de Madrid. Una serie de piezas de cerámica, textiles e indumentaria, arte plumario, armas, orfebrería de oro y plata e instrumentos de metal y madera, van a permitir entretejer el desarrollo cultural del amplio mosaico de culturas andinas, tanto de la costa como de la sierra.

Muchas de estas culturas tuvieron similares costumbres en cuanto a la agricultura, la guerra, las prácticas religiosas y las creencias y se distinguieron entre sí por otras opciones culturales propias, dando lugar de este modo a la “unidad en la diversidad” que caracteriza esta exposición dentro del panorama de los Andes precolombinos. Los Incas supieron sintetizar los logros de sus antepasados, modelando con ellos y sus propias aportaciones, la cultura mas desarrollada de Sudamérica.

Esta exposición va a permitir también un acercamiento a otras culturas menos conocidas pero igual de importantes como son la Chavín, Cupisnique, Tiahuanaco o Huari, junto con otras menos estudiadas como la Chiribaya y la Sihuas. Entre las temáticas desarrolladas, destacan especialmente el mundo religioso y ritual, a través del arte, la guerra, la agricultura y la subsistencia, el comercio, la estructura social y otras actividades como la fabricación de tejidos.

La exposición, que presenta un carácter histórico-cronológico pero también temático, desarrolla cada área según las particularidades de las distintas culturas y períodos. Partiendo de la iconografía representada en las cerámicas de las culturas Chavíín y Cupisnique se muestran los principios religiosos (jaguar, serpiente, cóndor o halcón) muchos de los cuales se mantienen hasta la llegada de los Incas. Así mismo se muestran las características técnicas y estilísticas de su influencia en las costas norte y sur de Paracas, estableciendo sus diferencias y puntos en común.

Las culturas Moche, Nazca, Sihuas, Recuay y Tihauanaco introducen nuevos elementos religiosos y de culto, con la consiguiente parafernalia ritual y una mayor sofisticación en técnicas e iconografía de sus cerámicas, textiles y objetos de adorno personal, mientras la estructura política y administrativa están reflejadas en las diversas manifestaciones artísticas de las culturas Nazca-Huari, Moche-Huari o Santa, cuya ampliación de redes de intercambio y movimientos de población facilitaron la expansión de los principios religiosos de Huari.

Con la exposición “Y Llegaron los Incas” el Museo de América pretende articular la historia del Perú prehispánico partiendo de la unidad, diversidad y continuidad de la cultura andina, desde la hoy considerada cultura madre, la Chavín, hasta la llegada de los Incas

tarracoeufoniosmezquitassepulcralsoletomasacre olmedagranollersminuciosaosamentagoliatpartidaremediohebillaslabradas agricultorprecolombinohebreobizkaiamenorquinesmegiddo masacresalonistaurobolio

Posted by simplista33 in 06:20:50 | Permalink | No Comments »